Que es el colesterol?

Para comprender que es el colesterol debemos entender de donde proviene. El mismo lo hace de dos fuentes: el organismo y los alimentos. El hígado y otras células del organismo producen cerca del 75 por ciento del colesterol en sangre. El 25 por ciento restante proviene de los alimentos que usted consume.

El LDL es el llamado colesterol “malo”. Esto sucede cuando hay demasiada cantidad de colesterol que circula en la sangre, puede obstruir las arterias, lo que aumenta el riesgo de sufrir algún ataque al corazón y ataque cerebral.

El LDL es el conocido como colesterol bueno. Este es producido naturalmente en el organismo, aunque muchas personas heredan genes de su madre, padre o incluso sus abuelos que hacen que produzcan demasiado.

El consumo de grasas saturadas, grasas trans y el colesterol de la dieta también aumenta la cantidad que tenga. Si usted tiene antecedentes familiares de personas que han sufrido esta enfermedad de tener colesterol en sangre alto, las modificaciones en el estilo de vida podrían no ser suficientes para ayudar a reducir el colesterol LDL en sangre.

Todas las personas son diferentes; por lo tanto, colabore con su médico para encontrar el plan de tratamiento que sea mas adecuado para usted.

El colesterol proviene de dos fuentes: una fuente endógena, que corresponde a la producción propia del organismo, en especial en el hígado y representa el 60 a 80% de colesterol total y una fuente exógena, que proviene de los alimentos que consumimos.

Las grasas saturadas que aumentan el colesterol, se encuentran principalmente en alimentos derivados de animales y tienen a ser solidas a la temperatura ambiente. Un ejemplo es la grasa blanca de las carnes rojas. Debido a la forma que son preparados, ciertos aceites vegetales también contienen grasas saturadas. Los aceites llamados hidrogenados contienen grasas saturadas, las cuales tienden a aumentar el colesterol.

Las grasas insaturadas provienen principalmente de los vegetales y tienden a ser liquidos a la temperatura ambiente. Ejemplo: el aceite de maíz. Los dos tipos basicos de grasas insaturadas, poliinsaturadas y monoinsaturadas, pueden ayudar a disminuir el colesterol en la sangre. El pescado y las aves son alimentos bajos en grasas saturadas, mientras que la carne de res, la leche entera y los huevos las contienen en gran cantidad.

Las concentraciones altas de colesterol en la sangre pueden ser debidas a que se ingiere demasiado colesterol, o a una producción excesiva de este en el organismo.

Medicamentos para bajar el colesterol

El médico posiblemente le recete un reductor del colesterol si tiene usted niveles elevados de colesterol total o de colesterol LDL (el «colesterol malo») que no pueden reducirse solamente con un plan de dieta y ejercicio. También puede necesitar este tipo de medicamento si sufre de una enfermedad que sea producto de los niveles elevados de colesterol.

Existen cinco clases de reductores del colesterol. Cada una de ellas actúa de manera diferente.

Estatinas:

También se denominan «inhibidores de la HMG-CoA reductasa». La HMG-CoA reductasa es una enzima que ayuda al organismo a producir colesterol. Las estatinas ayudan a bloquear esta enzima, lo cual hace que el organismo produzca menos colesterol. Cuando se retarda la producción de colesterol, el hígado comienza a producir más receptores de LDL. Estos receptores captan las partículas de LDL en la sangre, reduciendo así la cantidad de colesterol LDL en la corriente sanguínea. Los niveles reducidos de LDL pueden dar lugar a niveles más bajos de triglicéridos y niveles más elevados de colesterol HDL (el «colesterol bueno»).

Secuestrantes de ácidos biliares:

El organismo utiliza el colesterol para producir la bilis, un ácido utilizado en el proceso digestivo. Estos medicamentos se unen a la bilis para que no pueda ser utilizada durante el proceso digestivo. El hígado responde produciendo más bilis. Cuanto más bilis produce el hígado, más colesterol necesita. Por consiguiente, queda menos colesterol circulando por la corriente sanguínea.

Ácido nicotínico:

Este ácido nicotínico o niacina es un tipo de vitamina B que parece retardar la producción en el hígado de ciertas sustancias químicas que ayudan a producir el colesterol LDL (el «colesterol malo»). El ácido nicotínico también ha demostrado reducir los niveles de triglicéridos y aumentar los niveles de HDL (el «colesterol bueno»).

Derivados del ácido fíbrico:

Los derivados del ácido fíbrico (o fibratos) se utilizan para reducir los niveles de triglicéridos. Los fibratos descomponen las partículas de triglicéridos y las utilizan en el organismo de otras maneras. Los niveles reducidos de triglicéridos pueden dar lugar a niveles más elevados de colesterol HDL (el «colesterol bueno»).

Inhibidores de la absorción del colesterol:

Los inhibidores de la absorción del colesterol se emplean para reducir los niveles de colesterol LDL (el «colesterol malo»). También pueden administrarse junto con estatinas. Los inhibidores de la absorción del colesterol actúan en el aparato digestivo, reduciendo la cantidad de colesterol absorbida de los alimentos. Es importante seguir una dieta reductora del colesterol al tomar estos medicamentos.

Video: Contra el colesterol y los triglicéridos

Dejá una respuesta